El paciente tiene derecho a:

Elegir libremente el médico y en general a los profesionales de la salud, como también a las instituciones de salud para que le presten la atención requerida.

Disfrutar de una comunicación plena y clara con el médico, apropiada a sus condiciones sicológicas y culturales, que le permita obtener toda la información necesaria respecto a la enfermedad que padece, así como a los procedimientos y tratamientos que le vayan a practicar; el pronóstico y riesgo que dicho tratamiento pueda ocasionar.

Recibir un trato digno, respetando sus creencias y costumbres, así como las opiniones personales que tenga sobre la enfermedad que sufre.

Que todos los informes de la historia clínica sean tratados de manera confidencial y secreta y sólo con su autorización puedan ser conocidos.

Revisar y recibir explicaciones acerca de los costos de los servicios obtenidos.

Ser respetado en la voluntad de participar o no en investigaciones realizadas por personal científicamente calificado, siempre y cuando se haya enterado acerca de los objetivos, métodos, posibles beneficios, riesgos previsibles e incomodidades que el proceso investigativo pueda implicar.

Antes del procedimiento requerido, recibir información acerca de los cuidados y recomendaciones que deba seguir después de la sedación que se le administrará.

Conocer el motivo por el cual, eventualmente no se le debe realizar el procedimiento que ha sido pedido por su médico tratante. Esta información le será otorgada por el profesional que le realizará el examen.

Decidir libremente ante las opciones que le presente el médico responsable de su caso, excepto cuando no esté capacitado para ello, situación en la cual se hará cargo un familiar o allegado.

Ser atendido oportunamente. De no ser así, se le comunicarán los motivos por los cuales se ha retardado la atención; en este caso tiene derecho a esperar o reprogramar su cita.

Recibir los servicios de salud en condiciones de higiene, seguridad y respeto a su intimidad.

Recibir prestaciones de salud en las condiciones y términos consagrados en la ley.

Recibir información sobre los canales formales para presentar Ias reclamaciones, quejas, sugerencias y en general, para comunicarse con la administración de las instituciones, así como a recibir una respuesta por escrito.

El paciente tiene el deber de:

Tratar con respeto a todo el personal de la Institución, manera de reflejo de su correspondiente derecho a recibir el mismo trato.

Dar información veraz sobre su antecedente clínico y demás datos solicitados por el personal de la Institución, y seguir las indicaciones médicas y de los demás integrantes del equipo de salud, en los casos en que haya aceptado el tratamiento.

Cuidar su salud y la de su comunidad.

No discriminar a persona alguna en razón de su raza, condición o culto religioso.

Cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes y demás normas.

Reportar al personal de la Clínica cualquier situación que pueda atentar contra sus derechos como ser humano y paciente.

Respetar el reglamento interno de Gastroestudio Unidad Videoendoscópica.

Dar un trato cuidadoso a los bienes de Gastroestudio.

Pagar por los servicios recibidos, tanto de los profesionales de salud como de la propia Institución.

Asistir puntualmente a las citas y procedimientos que haya solicitado. En caso de no poder asistir informar mínimo con 24 horas de anticipación.

En el momento de su ingreso, el paciente debe facilitar los datos de la persona responsable a quien ha de dirigirse Gastroestudio Unidad Videoendoscópica.

Firmar el consentimiento correspondiente al procedimiento al que vaya a ser sometido, una vez informado y aclarada cualquier duda al respecto. 

Recomendaciones

  • Si a usted le van a realizar alguno de los siguientes procedimientos, haga clic sobre cada uno para ver la respectiva información y recomendaciones:
  • Enteroscopia por Cápsula Endoscópica
  • Colonoscopia
  • Endoscopia Digestiva Superior
  • Impedancio pHmetría
Open chat
Contáctenos
Powered by